Cala Embaster

Una cala ideal para perderte. Es muy solitaria y de difícil acceso, por lo que está muy poco concurrida. Es, verdaderamente, uno de los pocos lugares de Formentera en donde la paz y la armonía de la isla permanecen intactas incluso en el mes de agosto.

Tiene grutas a las que sólo se puede acceder por mar pero, si lo quieres es relajarte en buena compañía, nada como dejarte flotar mientras las suaves olas del mar acarician tu cuerpo. ¡Te sentirás levitar!
Si vas en pareja es un rincón donde pasar momentos inolvidables.

Menú